Compártelo con tus amigos

Autor/es: CEIP Maestra Ángeles Cuesta
Año: 2016

El juego es una actividad propia del ser humano, que adquiere diversas formas de acuerdo con cada contexto sociocultural, época y lugar. Aunque no es exclusivo de los niños, es un motor insustituible de su desarrollo. Hay disputas pedagógicas y filosofales sobre qué es un juego, y de ellas dependerá cómo se analiza la relación entre lo lúdico y la escuela. Nosotros nos desmarcaremos de las disputas filosofales y extraeremos lo mejor de ellas: su vínculo con el placer y su utilidad didáctica en la elaboración de un proyecto educativo.
¿Por qué utilizo el juego como instrumento didáctico?
Los juegos de mesa pueden ser una buena herramienta educativa debido a las habilidades que se utilizan y son necesarias en una partida, el ejercicio mental que estimulan, y por supuesto su adecuada duración. Los juegos estimulan las habilidades más relevantes de las que un sistema educativo puede aspirar: las habilidades sociales. Habilidades para un trato respetuoso y comprensivo en la relación con otras personas.
Los juegos de mesa son una herramienta estupenda para desarrollar las habilidades motoras, el razonamiento, la empatía, la deducción, las capacidades sociales, la negociación, la memoria, la habilidad mental y la creatividad, entre otras.
¿A qué maestro no le gustaría que sus alumnos/as desarrollasen dichas habilidades?

descargarun colegio de juegos