Compártelo con tus amigos

Autor/es: CEIP Carmen Romero

Año: 2017

La respuesta la encontramos en que el juego para el niño es una extraordinaria fuente de estímulo, experimentación, disfrute y diversión; mediante el juego desarrolla su capacidad intelectual, investiga, descubre y discrimina; vivencia, elabora y supera sus conflictos emocionales e incorpora y asume la cultura del grupo al que pertenece.
De ahí la necesidad de hacer del juego el centro de la actividad del niño, de modo que durante los primeros años de su vida se les debería permitir satisfacer esta necesidad sin límites, pues tiene una enorme importancia en su desarrollo, lo que nos hace considerarlo como algo que deber ser garantizado y estimulado. Pero, no solo es importante el juego en los primeros años de nuestras vidas, pensamos que a lo largo de toda la primaria es interesante plantear actividades lúdicas, el alumnado es más receptivo, aunque sí hay que tener en cuenta “el cómo” plantearlas. Existe la posibilidad de jugar durante toda la vida.

descargarYo juego yo crezco